Primera excursión de Gerovida Arroyo

Primera excursión de Gerovida Arroyo

La excursión se realizó el jueves día 9 de octubre. Salimos sobre las 12 de la mañana para llegar a la Finca de Monteclaro (Villalba de los Alcores) sobre las 12:30h. Nos acompañaron  un total de 37 residentes.

La finca pertenece a la congregación de monjas de “Santa María la Real de Huelgas“ que nos permitieron pasar un día fuera del centro muy agradable, y a pesar de que el tiempo no acompañaba en Valladolid a nuestra salida (llovía a mares), según salimos camino de la finca, ésta ceso y además salió el sol, lo que hizo que el día fuera mucho más animado.

Allí en la finca tuvimos todas las comodidades que una persona podría pedir. Un salón con comedor con una pequeña capilla, calefacción, música…..Nos recibieron con  un tentempié a la llegada,  luego dimos un pequeño paseo donde pudimos ver a la pequeña o ya gran “Bambi”, una cierva que vive en esta finca y es cuidada por las monjas desde hace años, y a la que dimos de comer.

Posteriormente preparamos todo para la comida. Esta vez como la excursión se ha hecho entrado ya el otoño, apetecía más un guiso casero de nuestra cocinera Rosario. Patatas con costillas fue el elegido, y que a juzgar por el vacío de todos los platos…. Gustó y mucho. Después unas pechugas de pollo y de postre melón, del que muchos repitieron porque estaba muy muy bueno.

Por la tarde en ese mismo salón se preparó un baile improvisado donde sonaron pasodobles, rumba, sevillanas y hasta jotas para el deleite de los presentes que se animaron a bailar a pesar de sus dificultades en cuanto a movilidad. Cuando se agotaron de bailar, comenzamos a jugar al bingo con ellos. El bingo es una de las actividades favoritas de muchos de nuestros residentes ya que si tienen suerte pueden llevarse un regalito. A nosotros también nos gusta porque a la vez que se trabaja concentración, atención y memoria, se despierta en ellos la ilusión por ganar, y una sonrisa muy grande….

Una vez terminado el bingo comenzamos la merienda. Un poco de embutido, tortilla de patata y un zumito, hicieron reponer las fuerzas suficientes para volver de nuevo a casa.

La lluvia no volvió a aparecer y permitió pasar un día estupendo del que muchos guardan ya un buen recuerdo, y esperan ansiosos a que se repita muy pronto una nueva excursión

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR