Una residencia de Villaralbo aplica con éxito el proyecto «En mi casa»

Conseguir que las personas mayores, usuarios de una residencia, se sientan como en su propia casa es el objetivo principal del proyecto piloto «En mi casa», que ha puesto en marcha la Consejería de Familia en nueve residencias de Castilla y León y más concretamente en dos de Zamora, Gerovitalia de Villaralbo y Los Rosales de Moraleja del Vino. Gerovitalia ha sido la primera en instaurar esta adaptación permitiendo a los usuarios la elección de la hora de levantarse o acostarse, elegir su vestuario así como mantener sus aficiones y hacer uso personalizado de las habitaciones abiertas a la familia.

El delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, acompañado por el gerente territorial de Servicios Sociales, Eutimio Contra, visitó ayer la residencia que dirige Pablo Esmoris destacando que «este nuevo modelo de atención a personas en el medio residencial se sustenta en la autodeterminación de la persona y en hacer de la vivienda alternativa un lugar lo más parecido a su hogar». En la residencia de Villaralbo lleva funcionando con éxito desde el pasado mes de abril y en la residencia de Moraleja del Vino ha comenzado a mediados del mes de noviembre.

Las personas mayores que se benefician de este programa viven en un entorno con dimensiones de hogar, disponen de muebles y elementos decorativos significativos para ellos, se respetan sus gustos y rutinas, reciben atención personalizada y estable, cuentan con un profesional de referencia que les conoce bien y les ayuda, pueden continuar con sus proyectos personales y compartir con su familia su espacio y su tiempo.

De este modo, «pueden llevar a cabo gestos sencillos pero que se traducen en un gran bienestar como elegir su horario para levantarse, acostarse o entretenerse realizando cualquier actividad; elegir su propio peinado, vestuario, complementos o su menú; realizar actividades como cocinar, lavar, coser o cuidar las plantas; o tener una decoración acogedora como rincones de estar, cojines, cuadros, lámparas u objetos personales» subrayaba el director del centro Pablo Esmoris.

El delgado de la Junta apostó por la apertura de las residencias en cuanto a ofrecer servicios en los pueblos donde están ubicadas y localidades del entornos como talleres, ayuda a domicilio o servicio de catering entre otros. «Aprovechando la estructuras que tienen con personal cualificado e instalaciones se esta abriendo el abanico de servicios para hacer llegar por ejemplo la comida a domicilio con todas las garantías sanitarias».

Fuente: La opinión de Zamora

Escribir comentario

*

*

*Campos obligatórios Por favor valide los campos obligatórios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de la política de cookies. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí.

ACEPTAR